17/2/10

Los que entran derecho al infierno

Odio a los que venden CDs en el tren.
Esos tipos desquiciados sociales que se suben a los vagones y ponen música de sus CDs que tienen temas como "lo mejor de la putrefacción", "alegres melodías para reventar neuronas" y reflejos vomitivos de la sociedad".
Encima se toman el atrevimiento de pedir disculpas mientras pasan esta mal llamada "música". No, no te perdono. Es como si te perdonara mientras me disparás en las piernas.
Si yo fuese presidenta, haría una ley contra estos sujetos que los castigue de manera muy severa. No digo matarlos, porque sería mucho. Pero mínimo cortarles un brazo; así no podrían sostener el grabador y darle al "play" a la vez.
Además, como bien me han señalado, no venderían nada, sino que pedirían dinero por ser mancos.