23/2/10

La posta

Los capitalienses tienen la posta. Ellos siempre saben a dónde ir y qué decir.
Cuando un pueblerino llega a Capital, nota que todo capitaliense camina seguro y hace todo sin preguntar dónde.
Es como si los capitalienses hubieran nacido sabiendo cómo se usa la tarjeta Monedero.
Otra clave es su sabio egoísmo. Un capitaliense se sale con la suya majestuosamente.
Por ejemplo, si en el colectivo alguien le pide a un capitaliense que le dé el asiento a alguien, el capitaliense dirá "no, usted debe reclamar su derecho y exigir uno de los cuatro asientos reservados para personas con movilidad reducida. Es su derecho y su obligación exigir que se cumpla". Dicho esto, dirije su mirada hacia la ventana y en un instante vuelve a fingir que está durmiendo.
Como pueblerina no puedo menos que asombrarme y admirar al capitaliense.
Luego de levantarme a las 5 de la mañana, de viajar como ganado hasta el trabajo, de volver del trabajo y empaparme con la lluvia fría y de subir al tren con aire acondicionado prendido (porque aunque hagan 3 grados bajo cero, el aire acondicionado está prendido), me siento y comienzo a dormirme. Una mina me despierta y me dice "¿no le das el asiento a la chica que tiene un bebé?". No sólo ese asiento no le correspondía, sino que además los asientos reservados estaban a dos filas de distacia (y todo esto sin contar que al lado mío, del lado del pasillo, estaba sentado un hombre).
Yo siento todo el discurso capitaliense que se me sube a la garganta... pero como una pueblerina que soy, agacho la cabeza, me levanto y viajo parada.

8 comentarios:

Patri dijo...

1.- pense que te gustaba mojarte en la lluvia, de acuerdo a tus propios dichos en post anteriores.
2.- Te quejas de que el tren tiene aire acondicionado.
3.- Protestas al dar el asiento.

Conclusion: La capitalengia te esta empezando a carcomer.

Favita dijo...

Hola Mechicabota.

Legué a tu actual blog porque me leí todo el de "che me aburro", al cual llegué luego de poner en Google: "me aburro y trabajo en un cyber", que fue tipiado luego de una inspiración mística googliana a los momentos de extremo y extensos aburrimientos en el cyber.

Sí, trabajo en un cyber, el que tenemos con mi familia. Su nombre es Olivander, en honoris causa a Ollivanders (el viejo de las baritas de Harry Potter).

Creo que se va a ser extenso el comentario, pero no quería dejar pasar la oportunidad de comentarte una de mis tantas experiencias en este rubro comercial del cual el mundo no se ha percatado cuándo profundo es el rol de los atendedores (?) de cyber/telecentros...

Primero que la gente viene un con concepto globalizado de su no cocimiento sobre pc para lo cual caratulan (o más facebookero: etiquetan) con un tan simple y descarado "porque yo de esto no entiendo" a cualquier actividad que han de realizar al momento de llegar a este lugar.

*Para abrir un msn: "porque yo de esto no entiendo nada"
*Para escaniar: "porque yo de esto no entiendo nada"
* Para hacer una virtual (y te dan el celular con el num escrito en fibra indeleble en la tapa): "porque yo de esto no entiendo nada"
Y así un sinnúmero de actividades al respecto de las cuales nos hacen cargo y luego se retiran contentos, ¡pero de qué si siguen sin entender nada!???..En algunos casos han de comprender como funciona eso de poner algo en Google y encontrar la info…

Más de una vez considero que debemos ser nombrados con algún título y/o logia de categoría, porque de no entender nada, algo entendieron y en un acotado lapso de tiempo, por lo que somos más próceres que Sarmiento.
Otro de los memoriosos momentos ha de ejercerse en la siguiente situación:

Se abre la puerta de entrada, entra el cliente, detiene su marcha en la mitad del local y dice: Máquina?
YO: Holasssss(sss), pasá por la 4.

Uno porque es tímido y de autestima baja, pero no debería contestarle: “gracias maestro, vos también sos groso”

Que se yo…

En tu clasificación de clientes he encontrado varios ejemplares también autóctonos de esta zona, asimismo se presentan otras especies sobre las cuales no se tienen datos precisos, pero se han podido obtener estudios preliminares que han permitido clasificarlos como “los autistas”: llegan te preguntan si pueden imprimir, le decís que te avisen antes de mandar, de pronto de ves que la impresora imprime….
Cuándo le cobrás no saben de dónde inventar plata, por lo cual me expreso de la mejor manera “ yo te dije q u e m e a v i s e s a n t e s de i m p r i MIR!.

Bueno pero vos todo eso lo escribiste hace tiempo, así que ya fue.

Y para despedirme, me presento: Mi nombre es Fernando, soy Favita de Zavalla – Santa Fe – Argentina, un pueblito cerca de Rosario, por lo que me considero rosarino con alma de pueblo.

En las vacaciones de invierno conocí Capital, no entendí como es viajar en subte jaja (pero me emocioné mucho con mi primer viaje en tren! Jaja es que en Sta Fe sólo tenemos colectivos).

Me parece muy buena tu forma de escribir, de expresar lo cotidiano de esta forma tan especial.

Saludos, y feliz semana.

P/d: mi mai: favitazav88@live.com.ar

Favita dijo...

Nuevamente yo.

Seguís estudiando Multimedia?
Yo estudio Analista en Diseño Digital

Anónimo dijo...

desde cuando considerás que un hombre por ser hombre tiene más obligación que vos, una mujer, de cederle el asiento al q lo requiera?

Mechicabota dijo...

Favita: Gracias por tu comentario, realmente cada comentario positivo me llena de alegría (puede sonar cliché o teletubbiesco, pero es verdad). Creo que es un milagro cada vez que un empleado de ciber se retira de su actividad sin haber sufrido una úlcera.
Y en respuesta a tu pregunta, sí, sigo estudiando multimedia (o más bien luchando por la tecnicatura). Gracias y saludos!

Anónimo: dudé tanto en poner esa frase, porque realmente (lo admito) no tiene justificativo de ningún tipo. Sin embargo me salió del alma y la escribí. Saludos!
Disculpas por la tardanza de mi respuesta.

Mechicabota dijo...

PD: Anónimo: Acá me soplaron otra respuesta: el hombre promedio tiene un 20% más de masa muscular que la mujer promedio, es decir que el hombre sufriría menos el viaje parado que una mujer.

:-P

Diego dijo...

Pueblerina y sumisa ¿para que diantres estan los asientos reservados? para las personas con movilidad reducida. el que pide otro asiento que no sea ese no se quiere sentar, quiere molestar

Anónimo dijo...

pueblerina: si te salió del alma, lo que te hayan soplado pierde valor.
Saludos