6/8/10

Basura

En Provincia suelen haber espacios reservados para la basura. Y con esto quiero decir que hay esquinas de terrenos baldíos en los que los vecinos deciden dejar sus desechos del hogar, y cada tanto ciertas cosas que no usan mas, como sillones, monitores, o los restos mortales de sus mascotas.
Claro, cada tanto aparece algo que, como bien dice la frase, "basura de unos, tesoro de otros", pero sucede muy rara vez.En general la gente de Provincia se aferra a su chatarra.
En Capital no es así, la basura casi-servible está en todas las esquinas de la Ciudad. Pero no porque la gente sea desinteresada y tire todo lo que pasó de moda; sino que está lleno de hoteles, oficinas multinacionales y demases empresas a las que les sobra el dinero y se manejan como se hace en EEUU; si hay algo mejor, se tira.

En Moreno si llego a ver un armario bueno, que sólo tiene saltada la pintura o roto un cajón, lo único que tengo que hacer es levantarlo o arrastrarlo como mucho 40 cuadras hasta mi casa. Sí, es un trabajo arduo, pero cuando uno es basurero, uno es basurero.
Microcentro es como un paraíso para los basureros; en las puertas de los hoteles suelen haber tantas cosas que a cualquier Almabasuril como yo llenan de regocijo. Un capitaliense promedio puede pasar al lado de cosas que deslumbrarían a cualquier Almabasuril sin siquiera mirarlo. Algún que otro capitaliense atento chusmea los tesoros sin detener su marcha y sacia de esta manera su  poca sed de basura casi-servible. Y no hablo de basura en bolsas... no, no... hablo de cosas  tan maravillosas como pizarrones casi nuevos, tablas de madera que podrían servir para algo algún día, muebles que se arreglan con un retapizado y varios clavos.

El otro día encontré un pequeño placard con estantes y cajones que estaba medio desclavado, una caja fuerte que tenía la puerta abierta, un sillón de computadora que no tenía nada y una pequeña cajonerita. Todo tirado en la esquina de un hotel.
Era temprano a la mañana, mis ojos se abrieron completamente y pronuncié un "aaaaaaa!!!!!!" reprimido y "para adentro". Comencé a frotarme las manos y a secarme la baba frente al gran tesoro mientras me preguntaba "¿por dónde empiezo?". Pero luego un bichito lleno de patas adentro mío llamado "lógica" me dijo que realmente no podía hacer nada, que no tenía dónde llevarlo en Capital, que vivo lejos y que nunca iba a poder llevarlo a Moreno.
Le dije "bueno, levanto lo que puedo, lo llevo a la oficina, lo dejo ahí---" y al toque me imaginé llevando un placard roto adentro del edificio, cruzar arrastrándolo a través del hall todo lustrado e impecable, pasándolo por el molinete de entrada, empujándolo dentro del ascensor y pasando mi mano a traves del agujero arreglable del placard para apretar el botón de mi piso... no, no tenía lógica. Peor cuando empecé a imaginarme la situación dentro del tren, yo con la silla, el placard y la cajonera entre los asientos y la caja fuerte en la tarima para poner bolsos, la gente diciéndome que vaya al furgón y yo contestando que no, porque ahí fuman y que odio el cigarrillo.
Ninguna situación tenía sentido.
Les deseé lo mejor y los abandoné. Cuando pasé de vuelta ya no estaban.

Es duro ser pueblerino en Capital.

5 comentarios:

Laura dijo...

¡¡.Avisá, cuando veas algo le decimos a Alberto y con el camión lo vamos a buscar..!!.¿que tardaremos en llegar?,si salimos hoy a la mañana, con suerte llegamos mañana de madrugada a retirar las cosas.Y pasado regresamos.Es solo cuestión de ponerle voluntad.Lo tomamos como un fin de samana largo y listo.
¡¡¡jajajajajajajaja!!!

TSE-SET dijo...

Me pasó solo una vez con un monitor que no sé en que condiciones estaría. Pero estaba sacando al perro y al muuy guacho se le ocurrió mearlo...
Me quedé sin reciclaje...

Lic_jasper dijo...

Sabes cuantas veces me tente en levantar cosas con mi alma basureril...
Y si, vivo en capital y las cosas son mas complicadas, hasta la nimiedad de arrastrar inservibles objetos de los ajenos, que son tesoros para nosotros.
Asi, de todas maneras he levantado revistas "El Grafico", una casettera que anda, una radio hermosa que aguanto unos años y en mis tiempos de reciclador: latitas, aluminio, bronce y cobre (sobre todo este, que vale mas)

Patri dijo...

eso es lo bueno de vivir a 50 metros de un contenedor, en EEUU, en un complejo de departamentos!! ya me amueble la casa!! http://picasaweb.google.com/patbilello/Basura#

Rolando dijo...

Hay muchos capitalenses que tambien tienen una sana afición por la basura, pero como nos creemos que vivimos en paris o neu llork no podemos agacharnos a tocar algo del piso (a menos que sea una moneda de 5centavos incrustada en caca, en tal caso hasta el tipo con el mejor traje se tira de cabeza)

Además a veces a los chabones del subte o los colectivos no les gusta que viajes con porquerias, y tengo que caminar unas 30 cuadras, pero hay un truco:
llevar bolsas y destornilladores.
(una vez dentro de una bolsa, nadie te va a mirar mal por llevar basura)

Y ahi te das cuenta que la gente te envidia, cuando te ven sentado en el cordon de la vereda desarmando una maquina de fax, una computadora o un elastico de cama. Algunos incluso me hacen comentarios alentadores o preguntas.

Eso si, a determinada hora del dia, hay que respetar los codigos de convivencia cartoneril.