28/3/12

Imbécil

Tengo un problema.
Bah, tengo varios, pero me di cuenta de que este es uno de los peores.

Soy una imbécil.

No sé si siempre lo fui, pero ultimamente noto que el cerebro se me apaga y me vuelvo una marsopa con sobredosis. Hay veces que estoy viviendo la vida normal y de golpe, la imbecilidad me gana y me encuentro haciendo algo que es tan idiota que sobrepasa a todos los que escuchan cumbia en el tren sin auriculares.

 Por ejemplo: muchas veces me duermo en el tren o en el colectivo. Y muchas de esas veces, me despierto primero con los ojos cerrados y cuando mas o menos percibo bien la realidad, abro los ojos y veo por donde cuernos ando.
Pero hay veces que me despierto con un ruido horrible, como el alarido de un oso gris sediento de sangre. Y me doy cuenta de que soy yo. Yo, me desperté a mí misma con mi propio ronquido.
Entonces Imbecilidad se me acerca y me susurra instrucciones al oido, y yo le hago caso. Entonces me hago la que estoy pero recontra dormida y me acomodo de una manera bien incómoda para que todos vean que si estoy en una posición re incómoda debe ser porque estoy muy cansada porque me levanto muy temprano y trabajo hasta tarde y en este momento estoy yendo a mi tercer trabajo, y mientras pienso todo esto e invento toda una historia de como no me alcanza para comer entonces laburo 23 horas diarias (para que el personaje sea creible), mi cara se va poniendo cada vez más colorada y aunque estemos en Julio y hagan 20 grados bajo cero yo empiezo a transpirar por la vergüenza que me da, y la imbecilidad me dice "no te pongas nerviosa!! que se nota que roncaste porque sos humano y estás cansada!! pensá en cosas lindas!! pensá en gatitos!! gatitos!! gatitos!!" y entonces pienso en gatitos y siento que mis párpados se mueven mucho porque me imagino a los gatitos saltando, y la imbecilidad me dice "Noo, nooo, no muevas los párpados que se nota que estás despierta... estás dormida, DORMIDA!" y entonces aprieto los párpados bien fuerte y se me arrugan todos mientras siento sobre ellas las gotas de sudor que me chorrean. Entonces 10 minutos después hago como que recién me despierto y que no me enteré de mi ronquido.
Peor es si lo que me despierta es baba.

Otras veces tengo que ir a un lugar de capital que no conozco, entonces miro más o menos el mapa y me voy guiándome por los instintos, porque los capitalienses tienen la posta y yo quiero hace de cuenta que soy una capitaliense.
Pero por ahí me doy cuenta de que empecé a caminar en la esquina 1200, estoy por el 800 y yo tenía que ir al 1400. Entonces mi imbecilidad viene y me dice "ay, no, es para el otro lado. Bueno, hacé así..." y me susurra la solución al oido, y yo que soy una imbécil, le hago caso y agarro el celular, hago como que recibí un mensaje de texto y cuando "termino de leerlo" suspiro fastidiada y me doy la vuelta y camino para el otro lado con cara de molesta, para que la gente crea que alguien me escribió que me olvidé la billetera, o que mis amigos que me estaban esperando en otro lado decidieron que nos viéramos en la casa de otro, o que me dijeron "mejor no vamos" entonces vuelvo a casa. Mi imbecilidad se siente satisfecha porque ahora nadie se va a dar cuenta de que me confundí de camino y se siente una triunfadora.

Otra cosa que me pasa es hacer contacto visual con alguien sin querer. Me doy cuenta de que estaba mirando fijamente a esa persona durante bastante tiempo y la persona justo me miró. Entonces mi imbecilidad, tomando una caipirinha me dice que agarre y me ponga a mirar muchas cosas fijamente, así la persona se da cuenta de que yo "estoy mirando todo". Entonces agarro y miro cosas de lo menos interesantes y las observo fijamente durante varios minutos. Mi imbecilidad se siente orgullosa de mí y me regala flores por mi excelente actuación.

También tengo una imbecilidad más chiquita que está siempre conmigo y mis amigos la llaman "frescura excéntrica".
Por ejemplo, me encanta jugar a varias cosas cuando viajo: de que lado va a abrir la puerta del tren en Moreno, cuántos muñequitos Michelín sentados encuentro en la autopista, contar viejas con pelo largo... y tengo uno que es hacer sonidos para las patentes de los autos.
Desde el colectivo vi una patente que era "CAJ" y entonces alcé mi mano al cielo con forma de garra y tratando de imitar el sonido de la placa, dije como si estuviera hablando en hebreo "KAJJJJJ".
La vieja de pelo corto que estaba sentada al lado mío se levantó y se sentó en otro lado.

No me molesta mi imbecilidad, porque está bien ser un idiota.

¡Pero que la gente no se vaya a enterar!

19 comentarios:

Lonicera dijo...

Hace muchos años fui al cine con un tipo que me gustaba - en fin, estaba enamorada de él, pero no era correspondida lamentablemente. Pero nunca perdía las esperanzas, y estaba chocha de que me hubiera invitado al cine.
Me preparé con mucho esmero... maquillaje, perfume, remera sexy... etc etc. Pero me había levantado muy temprano aquella mañana... y ya adivinás el resto. Como vos, a la mitad de la película siento que un monstruo me grita al oído, y no era de la pantalla. Era yo, que me había quedado dormida, y me despertó un ronquido (mío) fenomenal. Miro de reojo al no-pretendiente, y veo que justo está disimulando una sonrisa. Claro que inventé un ataque de tos, muy poco convincente...
Por lo menos en la oscuridad no te ven los rubores, pero la vergüenza la siento hasta hoy. Y del romance, nada por supuesto...
Caroline

Aida dijo...

i eso es imbecibilidad, yo tengo una que es reevidente, cuando pienso poque no tengo tiempo de cruzar porque me parece que el semáforo está por cambiar a rojo, empiezo a mirar como que estoy perdida y simulo buscar la calle y la altura, pero para mí es tan notable que me da la sensación que la gente que me rodea se da cuenta.Según decía mi abuela de tontos y locos todos tenemos un poco!!!

veritac dijo...

Me reí mucho con tu post, pero te aclaro, soy capitalense, ocmo vos decís, y vivo yendo para el lado contrario al que quiero ir, tomándome colectivos para el otro lado, preguntando cuando me pasé 30 cuadras.. me superé a mi misma el día que , estando sola con un vendedor de café, al pagarlo dije "vamos" (?) y me fui. Mi conclusión es que a nadie le importa o eso es lo que me digo para no sentirme tan estúpida..

Leviatan dijo...

Mi tia Rosa, cuando le pasa eso de pasarse de largo una dirección o darse cuenta que caminó varias cuadras en el sentido contrario, no gira nunca sobre sus pasos y retoma el rumbo correcto,no, da tooooda la vuelta manzana y trata de tardar mucho para que los transeúntes que caminaban junto a ella no noten que se equivocó y no piensen que es una inbecil. Eso es tener alma de pueblerina

Ana O dijo...

Jaja! muy buen post! Eso de caminar en la direccion contraria lo hice tantas veces que ya no me importa si alguien se dio cuenta, pego la vuelta sobre mis talones y chau picho.

Me causo muuuuuucha gracia la que le dijo vamos al cafetero.

Una amiga le estaba comprando un porta DNI a un vendedor ciego. Ella le dice "no tiene en azul?" y el tipo le contesta "No se, fijate" Ella se sintio la campeona olimpica de los imbeciles!!

XIII dijo...

¡Enorme!
"y yo que soy una imbécil, le hago caso y agarro el celular, hago como que recibí un mensaje de texto y cuando "termino de leerlo" suspiro fastidiada y me doy la vuelta y camino para el otro lado con cara de molesta, para que la gente crea que alguien me escribió que me olvidé la billetera, o que mis amigos que me estaban esperando en otro lado decidieron que nos viéramos en la casa de otro, o que me dijeron "mejor no vamos" entonces vuelvo a casa."
¿A quién no le ha pasado? Bueno, de echo, ¿a quién no le ha pasado cada una de las cosas que has contado? Jajajajaj todavía me sigo riendo, ha sido buenísimo. Por favor, ¡sigue escribiendo!

Leo dijo...

Si eso es ser imbecil, estoy a la par tuya, jajajaja!

Cada cosa que contaste la he hecho en alguna oportunidad, incluso de formas más evidentes!

La de buscar un numero de puerta por el centro de Montevideo ha sido una de ellas, salvo que, iba con una papel con la dirección, (papelito que encontré justo al lado del teléfono de casa cuando me pasaron la dirección), el cual corte no muy prolijamente, e iba buscando "996, 996... A verrr 1268, 1270, pucha, es para el otro lado", todo esto dicho por la voz de mi conciencia, inmediatamente después, para disimular mi imbecilidad, cambio el rumbo de la búsqueda y pongo cara de indignado y semi enojado, como para creerme que el error ha sido de quien me paso la dirección por no aclarar para que lado aumentan o disminuyen los números. Jajaja

La del contacto visual es TAL CUAL!, me pasa muy seguido en el ómnibus generalmente, y "imbecilidad", me incita a disimularlo mirando por la ventanilla de la persona que mantuve el contacto visual, cualquier cosa que pase. Generalmente me pasa con personas que van en el fondo del bus, y disimulo mirando por la ventanilla trasera a un auto que venga atrás a otro bus o cualquier cosa!

Jajaja!

Que reconfortante saber que no soy el único al que le pasan estas cosas!

Un Abrazo Mechicabota Morrison!

Leo, el montevideano.

PD: 28000 Entradas agotadas para Paúl en 40 minutos, que me contas?

veritac dijo...

Ana O
Me alegro de que te haya causado gracia mi comentario,yo me reí muchisimo con lo de tu amiga y el vendedor de porta dni

Jesica, Andrés y Julieta dijo...

buenisimo el post, a mi me pasó todooo y tbn me siento realmente imbécil! no seremos un poco egocéntricos y pensamos que todo el mundo que está a nuestro alrededor nos miran a nosotros y a lo que hacemos... no sé, pero seguí publicando, sos muy buena y sincera (te descubrí por lo del tren y ahora te sigo siempre) bye

Agus dijo...

Para mí no sos imbécil, Mechi! Son cosas vergonzosas que le pasan a cualquiera... ¿o será que somos todos imbéciles? =P

Por ejemplo, lo del contacto visual y los lugares que no conozco , ME PASA SIEMPRE. Un día que venía en colectivo por Capital y era re tarde y yo me estaba durmiendo, el chico que estaba sentado al lado mío me preguntó si paraba en Primera Junta. Me tuve que dar vuelta y decir "Este... esperá... tía, ¿el colectivo para en Primera Junta?". Vergüenza total. Y en un momento lo miré no sé por qué demonios, y me miró, y yo me quedé pensando que soy una tarada, y me tuve que quedar examinando el corte horrible de los guachiturros que no estaban muy lejos de mí para no volver a cometer el mismo error.

Veritac: me hizo reír lo del "vamos"!

Mechicabota dijo...

Caroline: Jajajajaj, pobreee! Que vergüenza! jajaja, me maté de la risa.

Madrina: JAJAJA, es muy buena esa! A mi imbecilidad le gustó, la voy a tener en cuenta!

Veritac: Jajajaj "Vamos"! Igual debería aclarar que en Capital están los capitalienses y los que viven en Capital. Son totalmente diferentes. Si vos tampoco tenés la posta, entonces solamente vivís en Capital =D

Leviatan: Jajajajajaj, dios, ¿por qué heredé eso de ella?

Ana O: Jajajaj, pobre tu amiga! Que vergüenza!

XIII: Ay, es tan lindo saber que no soy la única imbécil! =P

Leo: Jajaja, sí, yo también hago como que estaba mirando algo que está cerca! ¿Por qué y para qué hacemos estas cosas? ¡Dios!
Fuaaa, ¿se agotaron todas? ¿Vos conseguiste? Si bien no puedo ir, me re alegra que vaya a Uruguay, él se las debía.

Jesica, Andrés y Julieta: Ja, realmente! Es egocentrismo en su estado más puro. Yo cuando voy por la calle no ando mirando quién se equivocó de calle. Y si veo que alguien se equivocó realmente no me importa... ¿por qué asumimos que los demás no piensan igual?

Agus: Jajajajaj, pero no hacía falta que te castigaras mirando cortes de pelo de guachiturros! Y sí, creo que deberíamos llegar a la conclusión de que todos somos imbéciles =P

Sil dijo...

Imbécil soy siempre, pero ya que hablamos de cosas que hacemos en la vía pública, cuando en una calle no muy concurrida me cruzo con un tipo medio sospechoso, me meto el dedo en la nariz o me rasco la oreja o empiezo a caminar medio a lo machorra para que al tipo se le vayan las ganas de querer violarme, si esas eran sus intenciones.

La Nime dijo...

JAJAJAJAA Chicas la imbecilidad nos une! Yo tambien a veces siento que no tengo todas las luces! pero bue...
Por lo menos que sirva para hacernos reir!!

Recomendadores dijo...

jajajaja. Yo hago lo mismo cuando me equivoco de altura de la calle caminando porque me siento realmente tonta jaja.

Beso!

natalia dijo...

Son tan verídicas tus anécdotas, que es imposible no darse cuenta que una también cae en esas imbecilidades, yo con lo de la confusión de altura me cruzo la calle y ahi recien vuelvo, no importa si es una avenida la que hay que cruzar.

Mechicabota dijo...

Sil: Jajajaja, yo también hago eso!!

La Nime: Tal cual. Problema de muchos, consuelo de tontos =P

Recomendadores: Jajaja, gracias por el comentario.

Natalia: Jaja, es más fácil tu técnica que la mía me parece! =P

A todos los demás que comentaron después: Perdonen!!! Traté de aprobarlos y apreté el botón "suprimir" sin querer! Y no me preguntó si estaba segura, sólo los borró! Los leí, y les pido disculpas. ¿Ven que soy una imbécil?

PD: Alguien me dijo en los comentarios que hiciera terapia por lo del accidente de once: Gracias! Estoy haciéndolo desde una semana después del accidente! Mejoro lentamente =)

Abby dijo...

Lo vi y me acordé de este post...
http://d24w6bsrhbeh9d.cloudfront.net/photo/3846358_460s.jpg

Lonicera dijo...

Me alegro que estés mejor - venía hoy a dejarte un comentario para preguntarte cómo estabas y que tu silencio me preocupaba.
Caroline

Emi dijo...

Mechi jajaja "... kajjjjj..." jajajaja ahabti et hablog shelaj... matzjik!!!! (ah... te hacias la que hablabas hebreo??? jeje)