22/2/12

Llegué al andén en Moreno temprano a la mañana, y había (como casi siempre) mucha gente y ningún tren.
Pensé que quizás podía tomar el diferencial para no viajar tan mal, así que fui a comprar un boleto; estaban agotados.
Mientras vuelvo al andén normal, un tren se acerca. Veo que el primer vagón está practicamente vacío, y casi entro pero seguí caminando porque el 1er vagón siempre se llena más de gente que el resto de los vagones. Casi entro al 2do, pero era el furgón. Al tercero no subí, porque  está justo al lado del furgón y el olor a cigarrillo llega inevitablemente. Así que para viajar con menos olor (nótese que no dije "sin olor") decido subirme al cuarto vagón, donde pude sentarme.
Salió de Moreno lleno de gente, y llegó a Once repletísimo. Uno de los plásticos que cubre el mecanismo de la puerta se salió en el medio del viaje y los pasajeros que estaban al lado de la puerta trataban de sostenerlo para que no lastime a nadie.
Empieza a llegar a Once, y todos hacemos esos arreglos de último minuto antes de salir del tren; nos atamos bien el pelo, guardamos los libros, acomodamos bien la mochila sobre nuestros hombros...
En ese momento de alivio por haber terminado el viaje, el tren hace una frenada muy brusca, y la cara de la gente se transformó: pude ver el terror en sus ojos. Imagínense un grito de horror, como los de las películas. Da escalofríos. Ahora imagínense ese grito multiplicado por 200 personas. Fue horrible.
Al frenazo se le sumó un golpe seco que sacudió todo el vagón y el tren se detuvo. Caí encima de la chica que estaba sentada enfrente mío y no me pasó nada. La gente gritó un poco más y los que pudieron huyeron.
Me fiijé si la chica sobre la que caí estaba bien, y sí, lo estaba. Se levantó y trató de salir.
Traté de ayudar a la gente que estaba caida en los pasillos y era muy difícil. Estaban todos encima de todos y se tornó una tarea bastante dificultosa. Le dimos el asiento a una chica que se golpeó la pierna y lloraba como si no hubiese mañana.
Cuando ví que todos estaban más o menos bien, decidí salir.
Había gente tirada en el piso, llorando, sangrando. Yo que soy una caminadora ligerita, me encontré caminando a paso de tortuga, mirando el desastre; el tercer vagón estaba incrustado en el segundo, el segundo en el primero, y éste último aplastado contra el parachoques del andén.
Llanto de gente por todos lados, gente gritando "HIJOS DE PUTA!" y pensando en golpear al maquinista, sangre (de esa sangre negra y densa), vidrios estallados, y la horrenda sensación de "pude haber estado en cualquiera de estos dos vagones".
Mi odio al cigarrillo me evitó haber sido herida.
Mientras salgo de la estación, un tipo me cuenta que siempre viaja en el primer vagón, y que perdió el tren que chocó, por lo que tomó el tren siguiente que llegó unos minutos después del choque. No puedo describir la mirada que tenía en su rostro.

Me fui a tomar el colectivo mientras aún temblaba, y llegué a mi trabajo. Desde aquí estoy escribiendo esto, todavía un poco conmocionada.

¿Se dan cuenta de que ponemos nuestras vidas en las manos de estos irresponsables todos los días?

30 comentarios:

Aida Sarmiento dijo...

Siento que nadie nos cuida es como que la vida no tiene valor para nadie.Un poco de humanidad vendría bien para esta humanidad tan deshumanizada!!!
Aída.

Aida Sarmiento dijo...

Siento que nadie nos cuida, vivimos a la deriva.Veo que necesitamos ser más humanos, esta sociedad está cada día más deshumanizada.
Hoy muchísimas personas han sido víctimas física y psicológicamente por la negligencia de los responsables de los medios de transpote, empresas privadas y del Estado por no tener las unidades en perfectas condiciones. Aída.

Anónimo dijo...

Aca tambien los accidentes estan a la orden del dia, lamentablemente, dos casos nuevitos para que veas:

http://www.teledoce.com/noticia/31281_Omnibus-volco-y-pasajeros-resultaron-heridos/

http://www.teledoce.com/noticia/30858_Omnibus-choco-y-termino-metido-en-el-cuarto-de-una-casa/

por suerte no murio nadie, pero igual, es una situacion horrible.

Menos mal que no te paso nada grave, fue el susto nada mas, no?

Saludos, Mechicabota.

Leo, "El Montevideano".

E.G. dijo...

me acordé de vos cuando me enteré del accidente. la única persona conocida (?) que se toma ese tren. en realidad ni siquiera sabía si era justo ese. y por supuesto que procuré que las probabilidades remotas de que sea justo ese te salvaran. pero no, te salvo otra remota posibilidad. o no se.
suerte estas bien.

Leonel dijo...

Como te acabo de comentar en tu muro de Facebook, pensé en vos enseguida.

Me alegra que estés bien. Y me entristece saber que esto nada cambiará, y que los mismos HIJOS DE PUTA van a seguir dirigiendo esta empresa de carniceros que pone en riesgo la vida de miles de personas, por día. Y vaya uno a saber por qué no son más los accidentes a juzgar por el estado de los trenes.

Te mando un gran abrazo.

Arenita dijo...

Recién vi que hay al menos 49 muertos, no puedo ni imaginarme lo que sentís en este momento.
Me alegro de que estés bien (aunque ni te conozco), pero todo esto me deja helada, todavía no lo puedo creer.

Mary dijo...

Hola Mechicabota, bueno en primer lugar me alegro de que estés bien!! que cosa loca esto de conocerte sin conocerte, soy lectora de blog Wasabi y de ahí te "conozco" y una que otra vez leí tu blog. Hoy cuando me enteré del accidente de tren pensé enseguida "Mechicabota viaja ahí" y fuí a Wasabi a ver si habías comentado algo, ví que no, me pregunté y ahora cómo hago? me vino a la mente el twitter, de ahí a tu blog y bueno acá estoy, te encontré sanita, tristeza por la otra gente ...
Beso, cuidate.

Silvetti dijo...

Justo iba a preguntarte si estabas bien! Veo que físicamente sí, pero me imagino el susto tremendo que habrás pasado. Me alegra que estés bien, y me llena de tristeza la gente que no tuvo tu suerte.
Son unos delincuentes, más que irresponsables.

Nuri148 dijo...

Mechi, entré para dejarte un mensajito preguntando si estabas bien, por suerte encontré tu post.
Qué bueno que no te pasó nada!
Y qué mierda todo el resto.
Besos.

Ana O'Reilly dijo...

No era tu hora.Coincido en que tu vida esta en manos de irresponsables. No necesariamente el maquinista sino la empresa y el ente que deberia controlarla.

Macuca dijo...

Me alegra saber que estás bien... Un abrazo.

wally dijo...

che mechi me alegro que estes bien , un garron lo que paso , pobre gente

La Cactaria dijo...

Mechi, quisiera decir que me alegra que estés bien pero no puedo alegrarme, de solo pensar en toda la gente que murió y sus familiares, tengo ganas de llorar. No se puede creer que pasen estas cosas, estos accidentes tan estúpidos, y que así se pierdan estúpidamente decenas de vidas sin que nada cambie ¿hace cuanto la gente se queja de como se viaja? De lo viejos y hechos mierda que estan esos trenes...

Es horrible todo, un alivio que no te haya pasado nada. Te dejo un abrazo...

Luli dijo...

Me alegro que estés bien. Creo que simplemente a veces no nos toca..
Es una lástima que tanta gente laburante quede a merced de los impresentables e imbéciles sin escrúpulos que nos gobiernan.

serehumano dijo...

Hoy todos quienes vivimos en el oeste bonaerense, pensamos, podria haber estado ahi.
El viernes viaje con mis hijos de 7 y 10 años y hoy, cuando llegue a casa me dijeron: mama mira si estabamos nosotros.

Anónimo dijo...

Cuando comente no tenia idea de lo que fue el accidente, mas que feliz que no te haya pasado nada, cuando vi las imagenes, pense, que ahi viajabas vos, y me corrio todo un escalofrio por el cuerpo, que momento desesperante el que viviste.:(

un Fuerte abrazo Mechicabota!!!

Leo, el Montevideano.

Anónimo dijo...

Esta mañana al escuchar la noticia lo primero que pensé fue en vos... Sos la única que conozco que viaja todos los días temprano. Me alegra saber que estás bien. Paula S. (del blog Wasabi)

Lonicera dijo...

No me dí cuenta de la seriedad del suceso hasta leerlo recién - qué suerte tuviste, me alegro muchísimo que estés bien.
Caroline

Agus dijo...

Mechi, ¡qué experiencia horrible!
No puedo creer que te haya pasado a vos, pero lo bueno es que estás bien.
Y sí, es increíble como cada día cientos de personas dejan sus vidas en manos de estos irresponsables. Les interesa más tener plata que la seguridad de sus pasajeros. Me indignan muchísimo.

Santiago dijo...

¿No será que Pino Solanas estará por estrenar otro documental sobre los trenes y necesita promoción, como sucedió cuando quemaron los trenes y llevaron preso a Sobrero?

Sil dijo...

Pensé en vos cuando me enteré del accidente aunque ni siquiera sabía si era un tren que tomabas. Me alegro que no te haya pasado nada.

Ernesto dijo...

Al principio nos tranquilizamos al saber que estabas bien, después de las llamadas telefónicas que te hicimos tu madre y yo. Con el correr de las horas nuestra angustia iba creciendo al ver la magnitud de la tragedia y pensar en lo que podía haber pasado. Uno se despierta como todos los días, toma unos mates y se va a trabajar. De pronto se puede dar cuenta que -porque sí- tiene un hijo menos.
Para nosotros no fue así, pero nos sentimos un poco culpables de alegrarnos, porque "lo-que-no-fue", para otros "fue". ¡Qué tonto resulta a veces el "cuidate" con que ahora se usa despedir a los que uno quiere! ¿Cómo?

Anónimo dijo...

Yo tb pense en vos !!! me alegro que estes bien... y lo pudiste contar.. saludos desde montevideo .. Vivi

Sil dijo...

Que horrible, que feo momento. Como zafaste,
abrazo.

Mechicabota dijo...

Muchas gracias a todos por sus comentarios y su preocupación.

María Virginia Gallo dijo...

Pensé en vos, me preocupé y me alegra saber que estás bien, ayer cuando leí la entrada me tranquilicé.
Yo también padezco el Sarmiento, me angustia muchísimo lo que pasó y que claramente no fue un accidente.
Me llamaron parientes y amigos, no sé cómo explicarles cómo me siento, la angustia, la sensación de que esto podía pasar en cualquier momento y la resignación.

Un abrazo

cyberfelina dijo...

Mechi: Ayer cuando leí tu post, todavía no había escuchado nada del accidente...
Me alegré mucho por vos, pero ahora que ví lo terrible que fue: ME RE ALEGRO DE QUE ESTÉS BIEN.
Te mando un beso grandote =)

A girl called María dijo...

fue un horror, todo. Trabajo en frente y llegué hora y media después del choque... la avenida cortada, las ambulancias a toda velocidad, los medios, los helicópteros aterrizando, la gente saliendo de la estación. Y después, ver desde la ventana los camiones de la policía forense, terrible. Una amiga viaja siempre y de casualidad no lo tomó (al igual que el hombre que nombrás en tu relato).
Cuando uno es defensor del transporte público y ve que se viaja tan mal, se llena de ira. Ahora, cuando ya se llega a no poder arribar vivo a destino, hay que hacer que esa ira genere algo porque el que muere nunca es el que va en limousina...

veritac dijo...

Estaba de vacaciones cuando vi lo que pasó y pensé en vos. Me alegro mucho de que estés bien, es un horror todo lo que pasó. beso

Anónimo dijo...

Es increible,estaba en un negocio comprando cosas y tenian una tele ahi,sin sonido,solo imagenes de cronica y pense: "estos pelotudos estan transmitiendo un simulacro como hacen siempre y no lo ponen de titulo"
Pero no,era real y era tu tren,yo sabia que era tu tren aunque no te veia en las imagenes,sabia que era la hora en la que situas tus anecdotas.
No era tu dia,y me alegro tanto que no lo fuera
Tanta gente,tanto dolor,el chico muerto en el cuarto vagon que nadie encontro,ese señor que colgaba de una ventana con medio cuerpo atrapado,Mauro Viale diciendo que eran 3 trenes,el viejo hijo de un container de putas hungaras diciendo que si era feriado no era tan grande...
Espero que ya estes mas tanquila, te mando un beso.