22/7/11

Risas

El otro día iba en el Sarmiento tranquila, tratando de descansar y de recuperarme de la gripe y las fuertes fiebres que me afectaron toda la semana.
Pero algo no me dejaba descansar: era un grupo de señoras y un señor que hablaban a los gritos y se reían desmedidamente.
En general, cuando tengo que viajar con gente insoportable por su mediocridad, comienzo un trabajo mental que consiste en odiarlos y en pensar en lo terrible que debe sentirse ser ellos. Me siento mejor al pensar que ellos se están perdiendo algo maravilloso que yo sí puedo apreciar.
Por ejemplo, cuando hay alguno escuchando cumbia, yo pienso "bueno, pobre mediocre. Me está hinchando las bolas, pero él se está pudriendo el cerebro solo. No sabe las cosas que te puede hacer sentir una canción. No sabe lo que es llorar con música que no tiene letra, no sabe lo que es sentir ira, alegría, decepción con un tema. Se está perdiendo tanto...".
La otra vez había unos pibes burlándose de que un tal "Yoni" miraba el Discovery Channel. Lo trataban de nerd y de aburrido. Yo pensaba "bueno, pobres mediocres. No saben las cosas interesantes que pueden aprender, y lo mucho que algunos documentales pueden romperte la cabeza. Felices de ser ignorantes, pobres de mente. Vida mediocre y triste".

Ahora, con éstas personas me sentí desilusionada. Eran muy gritones y ruidosos y no tenían consideración por toda la gente que trataba de descansar un poquito más antes de entrar a trabajar. Pero lo que me hizo pensar "pobres mediocres" fueron sus chistes.
Decían cosas muy básicas, lavadas, predecibles y aburridas... pero se reían como si estuvieran viendo a Monty Python. Cosas como "eeh, no me digas que tenés frío!!" con 2 grados bajo cero hacían que las señoras se quedaran sin aire de la risa.
Entonces empecé mi discurso mental "pobres mediocres, se ríen de cualquier pavada sin saber que...". Y ahí me quedé sin argumentos.
Yo he ampliado mi paladar humorístico, y no me río con todo, sino con lo que tiene cierto tipo de nivel. Los chistes pre-armados (del estilo "entra un hombre en un bar con un pato en la cabeza y el barman el dice...") me parecen bastante tristes. No necesariamente me río de sólo los "chistes para pensar", sino que espero que el humor nazca de situaciones un poco más elaboradas. Me rio de muchas menos cosas que esa gente. Por lo tanto, estoy perdiendo.
Si bien un chiste bien hecho es cultura, la finalidad de un chiste, es hacer reír. No es llenarnos de cultura ni conectarnos emocionalmente con alguien. Es reír. Y si alguien se ríe con absolutamente todo... me está ganando. La mediocre soy yo, que no puede reise con todo.
¿Qué pasaría si pudiera reirme de el chiste "no te veo desde el año pasado!" el primero de Enero? ¿O de los hombres que se visten de mujeres y tienen pelos en las piernas, de los PowerPoints con chistes "de doble sentido"? Sería más felíz y no tendría la necesidad de odiar a la humanidad. Esa semillita que en otras personas genera felicidad, en mí no genera nada.
Triste vida, la mía.

Después volé de fiebre, y quizás esa fue la causa de esta pequeña reflexión.

11 comentarios:

cyberfelina dijo...

A riesgo de que me odies:
Ayer pasé por tu casa y me tiraste con una puerta.
Menos mal que estaba abierta!
Cheeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!
Buen finde =)

La Cactaria dijo...

Me gusta mucho tu blog, y es muy curioso, porque yo adoro el Sarmiento, incluso le tengo cariño a cosas que la gente odia rotundamente. Sin embargo me parece que de alguna manera, aunque escribas desde la queja (o eso me parece) también le tenés cariño, y supongo que eso me hace sentir identificada.
Bueh, bastante retorcido lo mio.
Abrazo!

mai dijo...

eeeey mujer , ánimos !!

que cada uno disfruta de lo que disfruta , y sí , seguro que la pasaría mejor (un rato) si pudiese reírme del hincha de river puteando en internet , pero la verdad que no , no me causa gracia y no por eso me preocupo .. hay muchas otras cosas que le añaden alegría a la vida y por ahí las puedo encontrar en cosas que otros a lo mejor no .. y no me vas a decir que no tenés nada que te haga reír a carcajadas , de esas carcajadas que te hacen llorar ! algo tiene que haber ;)


besoo y que arranques lindo (y alegre y con menos gripe) el fin de semana !!!!

Mechicabota dijo...

Cyberfelina: Jjajajajajaja! Te detesto!!!!!! =P

La Cactaria: Obvio que siento algo de cariño por el sarmiento, sino nunca me indignaría tanto por lo que pasa. Detesto a la gente que no sabe comportarse, y a los de TBA por arruinar todo y tratarnos como basura.

Mai: Me río con muchas cosas! Soy bastante alegre. Pero me hizo darme cuenta de que ellos son más alegres que yo, porque tienen capacidad de reírse con más cosas que yo.

Nuri148 dijo...

Mechi, acabo de aterrizar en tu blog desde Wasabi gracias al comentario de Ana (#54) sobre el Sarmiento... porque como buena moronense lo padecí durante años - y todavía lo padezco cuando vuelvo de visita a Buenos Aires. Me encantó el post, ahora acabo de volver de vacaciones y tengo 500 para leer en el reader, pero voy a agregar el tuyo y a leer en retroactivo!

Mechicabota dijo...

Nuri148: Jajaja, no había leído el comentario de Ana! Ojalá te sientas identificada con las cosas que me suceden.

Anabella dijo...

Mechi,
sabe que yo soy de las que largan risotadas por casi todo, casi, los de ayer pasé por su casa no. Pero yo me rio, rio mucho, de pavadas, de mi gata, de torpeza, de mi novio, con publicidades, al igual lloro, lloro por casi todo, y siempre lo vi como una especie de debilidad, como una superficilidad, como la imposibilidad de aplicar el pensamiento. Así que, agradezco tu perspectiva, gracias, gracias, gracias. Y deje que la risa se le contagie, es re fácil, te lo prometo!!!

ursulita dijo...

jajajajajajaja!!! jajajajmuaaajaaaaa jajajaja!!n aaaaaaaaaaaaaa hhhaaaa jajajajajja!

:P

ursulita dijo...

como cuando hice el chiste de la pelea sin sentido de las personas que van a comprar a las ferias americanas y una compra en una feria americana local y comun y la otra compra en el ejercito de salvación, y la q compra en feria local y comun le muestra lo que compro a la q compra en ejercito de salvacion y ésta última le dice: -vos no entendés nada de comprar ropa en ferias americas- o como cuando estabamos estudiando para sonido en una de mis ex casas y vos hiciste el "amague" apuntando desde tu cabeza hacia tu falda como gesto de concentración. a esa risa te referís?? :P

Sofia dijo...

Entré y leí tres post. ¡Qué buen blog! nada más. =D

Leonel dijo...

Interesante lo que planteás.
Como siempre, y afortunadamente, ya que como decía Oscarcito Wilde, "en cuanto alguien está de acuerdo conmigo, se me antoja que debo de estar equivocado", tengo que discrepar en algunas cuestiones en las que, debo admitir, antes pensaba como vos.
Una de ellas es la referida a la cumbia, no estoy de acuerdo en que alguien sea mediocreo por el solo hecho de escuchar cumbia, y hasta en una de esas, puede llegar al mismo nivel de satisfacción que nosotros alcanzamos con "Imagine". ¿Quién te dice?.

Lo del chico que es cargado por mirar Discovery, es tristemente entendible. De ninguna manera lo comparto, pero es la consecuencia de los medios de comunicación, principalmente de la TV, en la cual el vivo es más que el inteligente y se termina ganando a la chica rubia de ojos claros, que es la más deseada nada más que por su aspecto físico. Podemos observar que se va a estrenar muy pronto una tira llamada "Supertorpe", una más de esas que fomentan la idiotez, mostrándola como algo positivo y fructífero.
Pero así y todo, queda una esperanza: que esos chicos crezcan y cambien, como han cambiado tanto, como hemos cambiado nosotros también.
Lo que me indigna tanto como a vos, son los grandes que parecieran no tener retorno posible. De ellos sí me compadezco.

En cuanto a que te reís de pocas cosas, tengo que decirte que somos dos (y varios más según leo arriba). Creo que si me preguntás qué me causa gracia, te respondo: Les Luthiers, Dolina, Los Simpsons, Capusotto y algún que otro amigo o conocido ingenioso. Una lista corta, pero suficiente. ¿Sabés por qué es suficiente? Porque, en palabras de Dolina, la complejidad que encierran los fenómenos de los cuales nos reímos, nos permite gozar de placeres mayores que aquellos que ríen de un chiste banal. Porque lo complejo genera más placer, y lo elemental, apenas una pizca. Y esto no tiene nada que ver con los gustos, son medidas objetivas y pragmáticas.

Un caluroso saludo, hacía rato que no me tomaba un ratito para leerte, por suerte lo hice.

Leonel