3/11/11

Mi lado oscuro

Tengo muchos defectos, pero hay uno que no puedo evitar: Soy una loca maniática caminando.
No me sale pasear caminando tranquila; lo tengo que hacer a conciencia, disminuyendo la velocidad cada dos por tres.

Detesto a los automovilistas porque cuando tengo luz verde para cruzar, siempre hay autos que doblan, y doblan, y doblan, y doblan y no me dejan pasar.
Cuando la luz se pone roja para los autos, yo me mando. No me importa si un auto empezó a pasar, yo ME MANDO. Total la luz verde la tengo yo. Muchos me dicen "¡pero igual te puede atropellar!" y les respondo "aaah, sí, pero la luz verde era mía, yo tenía razón!".
Detesto a los automovilistas.
Una vez en Moreno me atropelló un tipo porque se metió sin mirar y no vio que yo estaba cruzando con la bici. Antes que el dolor sentí una ira que me consumía, y me transformé; le grité al hombre toda la verdad que se merecía y el tipo practicamente se puso de rodillas para pedirme disculpas.
Al rato, cuando se me pasó la indignación, sentí el dolor.

Igual los caminadores tampoco se quedan atrás. Por las veredas de Once, la gente se detiene a ver las ofertas de 5 bombachas por 50 centavos y arruinan todo mi paso. Yo SIGO. No me importa, los atropello, se tropezarán. Si se quejan les grito como una loca "¡ESTO ES UNA VE-RE-DA, POR LA VEREDA SE CA-MI-NA, A PASEAR AL SHOPPING!".

Algunas madres se cruzan al otro lado de la vereda, y sus niños de 7 o 9 años corren hacia ellas pasando por enfrente mío justo cuando estoy caminado hacia ahí, forzándome a detener mi marcha. Los niños siguen hasta que llegan a la madre y ahí queda todo.
Así que decidí cambiarlo; niño de más de 7 años que se me cruza, niño que atropello, o que minimamente "casi atropello pero por suerte me detuve a tiempo" y pongo cara de sorpresa y preocupación por el bienestar del niño. La madre entonces le grita "¡¡RICARDITOOOO!! ¡TENÉ CUIDADO POR DONDE CAMINÁS, POR DIOS!" y me pide disculpas.
Ese niño aprendió la lección.

Pero lo que más odio de otros caminadores es que me choquen para pasar. Yo paso a todo mundo, sí. Pero cuido siempre de no chocar ni golpear a nadie. Y si lo hago pido disculpas.
Cuando alguien me choca para pasarme y sigue de largo sin un mínimo "uh!", me enceguezco. Mi objetivo es esa persona, y camino como fiera hacia ella. Camino a toda velocidad, y a veces hasta corro para llegar a ponerme justo detrás del chocador. En ocasiones tengo que desviarme de mi ruta y/o caminar un par de cuadras más.
Pero cuando lo tengo adelante, justo ahí, con toda la furia LO CHOCO.
Y sigo de largo.

Nadie se mete con la loca maniática de las caminatas.

12 comentarios:

Lonicera dijo...

Me río sola en la oficina y nadie entiende por qué. Te veo caminando a todo vapor, arrasando con todo - me darías miedo, lo confieso, pero mientras me corro para dejarte pasar como el Correcaminos, me río...
Caroline

Sil dijo...

JAJAJAJA yo también camino bastante rápido. Pero no sigo cual asesina serial a quienes me chocan...

Tal vez debería hacerlo.

Silvetti dijo...

Te envidio... yo con mi metro sesenta (un poco menos en realidad) soy de las que la gente atropella. Cuando viene alguien de frente o apenas de costado, SIEMPRE me corro yo, porque sino me chocan.
Me siento como en las películas, cuando algún personaje se vuelve invisible de tanto que "no lo ven".
Quisiera que me lleves de la mano y me abras camino ;)

Ana O'Reilly dijo...

AY si, a los que boludean en calles con mucho transito peatonal hay que atropellarlos!

Mechicabota dijo...

Lonicera: Jajaja, gracias =P
Sil: Deberías. Si no dejás que la sensación de "dios, he perdido mi alma, estoy fuera de control" te gane, se siente maravilloso =P
Silvetti: Uh, pobre. Agarrate de mi mochila y yo paso a todos como una topadora.
Ana: Los odio! Si quieren ver una boludez, que se pongan a un costadito para no joder!

veritac dijo...

Yo también cruzo cuando tengo la luz, sin importarme si vienen autos porque me corresponde cruzar A MI. Así fue como me atropelló uno en bicicleta!

Anónimo dijo...

Yo también sigo la lógica "me toca cruzar a mi", en las cebras, no se como será Bs. As, (tengo experiencias de amigos en Brasil haciendo eso y casi los matan), pero acá (Montevideo), cuando te paras en la cebra tienen que darte paso para que cruces, así que yo me tiro! total, si me pasan por arriba, me tocaba a mi!

Jajaja!

Saludos Mechicabota!

Leo.

Agusnela dijo...

En Capital casi nos atropella una mina, a una amiga y a mí. El semáforo estaba en rojo para ella, pero pasó igual porque se ve que estaba muy apurada. Me dio bronca, porque encima nos gritó algún insulto (antes de que yo le gritara "¡MIRÁ EL SEMÁFORO, MUJER!), y nosotras teníamos que pasar.
También odio a las viejas que van caminando despaciiiiiiiiiito por la veredas de las peluquerías, para ver si salió un nuevo corte para Vieja 2.0

lipoescultura dijo...

Yo tambien camino rapido... pero siempre tengo la costumbre de cruzar rapidisimo cuando esta la luz prendida y asi una ves casi me atropellan un vajon... Saluditos a todos

Melodi, la neurona que piensa dijo...

Jelous!!!
He topado de casualidad con tu blog rebuscando por el mundo blogguero. Me parece muy interensante y no debes estancarte, hay que seguir avanzando y sorprender a los múltiples de seguidores que están atentos a nuestras actualizaciones!!!
Si me lo permites, ya que estoy aqui te puede interesar mi Web si te gusta leer buena literatura personal y optimista que te puede ayudar en los diferentes acontecimientos de tu vida (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos), también puedes debatir sobre diferentes temas y por supuesto hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog"; creo que todos los que nos hacemos un blog es para transmitir nuestras emociones y recibir opiniones que nos sean productivas.

http://insolitadimension.blogspot.com/

Bueno, únete si lo deseas y si no pues otra vez será.
No te arrepentirás.
Se admiten críticas productivas.

Anónimo dijo...

JAJAJAJA, pensaba que era la única con ese tipo de locuras! lo tuyo me supera, ya que no los sigo, será que ya no estoy en condiciones!pero bufidos seguro! jaja para mis hijas, soy gentefóbica! y ni te cuento cuando suspendo las HARINAS!!! Saludos

Anónimo dijo...

aprendiste bien de la aguirre a llevar a la gente por delante