8/9/11

Bichos

En el tren hay un tipo de bicho muy temible del que uno debe cuidarse constantemente.
En general, hay bastantes tipos de bichos: hormigas, mosquitos, arañas y cumbieros. Pero este bicho es aún peor.
Hablo de las sanguijuelas.
Las sanguijuelas son un tipo de bicho que tiene forma de persona y cuyo único propósito en la vida es alimentarse de la comodidad de los pasajeros.
A veces cuesta reconocerlos, y uno advierte su presencia cuando ya es demasiado tarde.

La sanguijuela entra al tren y parece un pasajero más, pero muestra la hilacha cuando se acomoda; en lugar de agarrarse del pasamanos normalmente, una sanguijuela se agarra de uno de los asientos, colocando su mano en el medio del respaldo (fig 1).
Figura 1: Sanguijuela comenzando su labor
Si la víctima no se da cuenta de su presencia, la sanguijuela comenza a mover sus piernas hacia el lado de la ventanilla, hasta ocupar todo el espacio (fig 2).
Figura 2: Sanguijuela exitosa
Los síntomas de la víctima suelen ser: incomodidad, dolor en las piernas y glúteos, calambres y vómitos.
La mejor manera de evitar estos problemas es notar la presencia de la sanguijuela lo antes posible y ofrecer resistencia con las piernas, para que no pueda entrar a su espacio.
En caso de no poder hacerlo, se recomienda abrir fuego.

9 comentarios:

Wally dijo...

Como siempre sublime lo suyo!! Saludos Mechi

Mechicabota dijo...

Gracias Wally! ^^

Anónimo dijo...

ey.. estas bien? estaba leyendo la nota del accidente y me acorde de vos..
Espero que este todo bien y no hayas pasado un mal momento.. saludos desde Montevideo :D Vivi

Mechicabota dijo...

Gracias Vivi! Estoy bien, (por suerte?) pasó en un horario en el que no viajo. Besos! =)

Anónimo dijo...

Me alegra saber que no te paso nada.

Me paso exactamente lo mismo que a Vivi, cuando lei lo del accidente.

Saludos, tambien de Montevideo, Mechicabota!

Leo.

Mechicabota dijo...

Gracias Leo, por suerte no me pasó nada =)
Besos!

Trapitos al Sol. dijo...

y está la que descaradamente se hace la tonta y le apoya la cartera en las piernas al suertudo que está sentado

Ana dijo...

Odio las sanguijuelas (de todo tipo!)

Hasta los cojones. dijo...

Ja, ja, ja... Que grande.
Yo creo que son peores las sanguijuelas musicales, esas que se te ponen al lado con el puto móvil a tope y un alegre reaguetón, la madre que los parió. Son una plaga... ;)
Te felicito por tú blog y te deseo mucha suerte en el concurso de los 20blogs.

Te dejo el mío por si te apetece echar unas risas, je, je, je…
http://lablogoteca.20minutos.es/lo-que-me-toca-los-cojones-21/0/

Feliz entrada de año ;)